COMPRAR FUTBOLIN

Venta de futbolines

Hace algunos años, comprar futbolines era algo que no estaba al alcance de cualquiera porque su precio era muy elevado, y los mejores estaban destinados a comercios de hostelería o a aquellos que podían darse el capricho de entrar en una tienda de futbolines y comprarse uno para jugar cuando quisieran.

Hoy la cosa es bastante diferente. El poder adquisitivo, así como la menor demanda ha producido un gran descenso en la venta de futbolines. Los niños ya no quieren que sus jugadores estén sujetos a un eje, y prefieren las consolas en las que parece que están viendo un partido de fútbol real. En muchas ocasiones es imposible comprar futbolin alguno porque son muy pocas las empresas que fabrican estos juegos.

No obstante, aún quedan románticos que sueñan desde pequeños con encontrar una tienda de futbolines en la que hacerse con uno de esos objetos de su infancia que les recuerda a las tardes que pasaban junto a sus amigos girando los mandos y escuchando ese sonido tan característico que hacía la bola de madera al golpear contra el fondo de la portería del equipo rival.

Todos ellos deben saber que la venta de futbolines no se ha terminado, aún quedan reductos de fabricantes que con toda su ilusión se esfuerzan día a día por que comprar futbolines no sea una misión imposible. Eso sí, por desgracia son pocas las tiendas en las que se pueda comprar futbolín alguno, y hay que ir a comercios muy especializados que venden estos artículos a precios elevados, buscar una tienda de productos de segunda mano y curiosear para ver si entre todos los trastos que tienen a la venta se encuentra algún futbolin en buen estado o, gracias a la todopoderosa red de redes, utilizar Internet para encontrar tiendas, fabricantes y propietarios en los que se pueda encontrar ese oscuro deseo de nuestra infancia y hacernos con el que posiblemente fuera el primer sistema de juego colaborativo de los recreativos, mucho antes de que aparecieran las primeras máquinas electrónicas de marcianitos.

Y es que a pesar de vivir en una era tecnológicamente muy avanzada, lo cierto es que todo el que se puede hacer con un futbolin y colocarlo en su garaje o en su sala de juegos, tendrá con toda seguridad una larga lista de espera de amigos deseosos de rememorar esos días en los que terminábamos de estudiar y corríamos al bar de la esquina para echar nuestra partida de futbolin.

Carrito

No hay productos

Envío 0,00 €
Total 0,00 €

Carrito CONFIRMAR

Comprar Billares